Un oscuro derecho a la delicia…

Un espacio para la psicología… ¡Y el Cine!

El caballo Hans “El Listo” y “Tú sí que vales”

No es mi intención despreciar o devaluar determinados programas de televisión y mucho menos sus participantes, ya lo hacen ellos solos. Pero, hace unos meses viendo un programa de la cadena Telecinco, “Tu si que vales”, recordé algo que aprendí en la Facultad de psicologia.

La increíble historia del caballo Hans “el listo”. Así se llamaba.

20130521-231916.jpg

Clever Hans (en alemán, Hans der Kluge) fue un caballo famoso en Alemania a principios del siglo XX, del que se decía que era capaz de realizar operaciones aritméticas como por ejemplo sumar, multiplicar, dividir, trabajar con fracciones, raíces cuadradas, etc., y otras tareas intelectuales (por ejemplo decir la hora, calcular el calendario, distinguir tonos musicales etc.).

El caballo, que rápidamente se hizo famoso en Alemania, hizo grandes presentaciones públicas donde le hacían consultas matemáticas y el animal “respondía” correctamente pateando en el suelo la respuesta correcta. La fama de Hans traspasó fronteras haciéndose conocido con el nombre en inglés de “Clever Hans” (Inteligente Hans).

Fue tal la repercusión, que se formaron incluso, comisiones formadas por miembros del ejército alemán, científicos, magos, domadores de circo, etc., para tratar de encontrar el truco, en caso de que lo hubiera. Pero no lo hallaron, concluyendo que aquel prodigio era auténtico.

Ante las dudas de los científicos sobre la supuesta inteligencia animal se creó una nueva comisión especial encabezada por el psicólogo Oskar Pfungst en 1907. La investigación formal demostró que el caballo en realidad no realizaba estas tareas mentales, sino que miraba la reacción de sus observadores humanos. Pfungst descubrió en su metodología de investigación, que el caballo respondía directamente a señales involuntarias en el lenguaje corporal del entrenador humano, de su amo, que tenía las facultades para solucionar cada problema.

Para demostrar que aquel prodigio no era tal, se idearon varios experimientos. En uno de ellos, se le pedía al caballo que sumara dos cifras susurradas cada una por separado a cada una de sus orejas, sin que su dueño pudiera escucharlas. En este caso, Hans fallaba.

El entrenador, su amo, era completamente inconsciente de que él proporcionaba tales señales. Con lo cual no había fraude.

La respuesta era sencilla, el caballo ante una pregunta cualquiera como “suma 4 + 4″, lo único que se limitaba era a dar coces al suelo, hasta que percibía un pequeño cambio en la postura de su amo por sutil que fuera, en ese momento paraba. Cuando el amo desconocía la respuesta, el caballo pateaba sin ton ni son.

Esta misma historia, que a menudo se utiliza en psicología para explicar la importancia del lenguaje no verbal, la vi en el programa “Tu si que vales” de Telecinco, pero esta vez con un simpático perro, “Miki el listo”. ¿Casualidad?. La historia era calcada.

Os dejo el video. Juzgar vosotros mismos, pero ya os digo que Hans estaría orgulloso del pequeño Miki.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en mayo 21, 2013 por en Psicologia social y etiquetada con , , .

Un espacio para la psicología... ¡Y el Cine!

Blog Peliculas ES

Un espacio para la psicología... ¡Y el Cine!

la Órbita de Endor

Un espacio para la psicología... ¡Y el Cine!

Quilo de Ciencia

Un espacio para la psicología... ¡Y el Cine!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: